JESUS SANCHEZ BAGLIETTO - JOSE RUIZ GARCIA - JUAN RODRIGUEZ ORTIZ - MANUEL LOPEZ FONTALBA - LUIS JUAREZ GUERRERO

23 ago. 2010

BUCEO NOCTURNO

El buceo nocturno aporta grandes dosis de emoción, así como un descubrimiento de los organismos marinos que se esconden durante el día.

Posee un grado de dificultad mayor que el buceo diurno, pero una buena organización hace que sea más sencillo.
La mayor diferencia respecto al buceo diurno es la incapacidad de los submarinistas de intercambiarse gestos, y la dificultad de comunicarse en la superficie.
Para localizar al compañero se usa el haz de la linterna, mediante señales establecidas.
No apuntarle a los ojos, para no deslumbrarle. Es bueno llevar un tubo luminoso prendido en la espalda, para mejorar la visualización bajo el agua. Tienen una duración de varias horas, y son muy fáciles de ver desde la superficie. Si se introducen en el agua muchos buceadores ala vez, conviene que se lleven de diferentes colores.

En la superficie se debe evitar el uso de la linterna, excepto para emergencias.

La luna llena aumenta mucho la visibilidad bajo el agua por lo que es recomendable para las inmersiones.

Si se bucea en agua clara se recomienda un foco potente con un haz muy amplio. Si el agua está muy cargada de partículas es mejor una linterna de potencia media con un haz reducido. Se debe llevar al menos una linterna de repuesto.

Se aconseja no bucear a grandes profundidades durante la noche, ya que si surge algún problema será más difícil solucionar en la oscuridad.

También se deben evitar las zonas con fuertes corrientes, Si se bucea en mar abierto, la boya de señalización en superficie debe llevar una luz, para señalizar a los barcos la presencia del buzo.

Si se tiene la impresión de estar perdido, se debe colocar una mano delante del haz y dar una vuelta alrededor intentando ver a los compañeros. Si esto no sucede en 2 minutos, se debe subir lentamente a la superficie, hinchar el chaleco y esperar a que ascienda el compañero.

1 comentario:

Anónimo dijo...

EN SEPTIEMBRE EMPEZAMOS CON LAS NOCTURNAS.